jueves, 1 de abril de 2010

Carlitos Is Dead · Parte 2:

Ahora el día de revelación de conspiraciones es los Martes y es constante. Seguimos destapando la olla del ‘asesino misterioso’ de Carlitos, tema del que hablamos ayer nomás (hace más de un año):
Durante sus comienzos el grupo gozaba de un futuro verde esperanza, pero luego del siniestro percance calefonístico, había perdido un miembro valioso, y por eso ‘rengueó’ desde el verde campo de sinceridad hasta las áridas praderas de la farsa, bañándolas con su regadera llena de lluvia de conspirativa. Los miembro del conjunto se mostraban reacios a aparecer en público con el impostor, por lo que lo 'escuenden' y no lo 'mostran' por un tiempo. Para reconstruir la imagen del interfecto se tomaron su tiempo, ya que debía ofrecer solidez y a la vez transmitir energía, cual si fuera un ladrilloeléctrico endiablado.

Durante este período de crisis los miembros restantes del grupo volcaron su estilo de vida tranquilo hacia uno más licencioso, dedicado a la noche, el desenfreno y el alcohol. 1

Ya habiendo concretado la falsificación de Núñez Cortés, la agrupación decidió romper con su tradición teatral, para suplir las condiciones actorales de este. Poco tiempo después, Mundstock escribió los que serían los ‘marcos’ de estas puestas en escena: un corto para televisión llamado “El Regreso de Carlitos”. Este plan, se habría tramado en el famoso encuentro en el restaurante especializado en panqueques, y sería su vuelta formal al ‘shou busines’. En la obra ‘Carlitos’ parte de París hasta su destino final (o sea el contrario de París=Morís!), (o sea Carlitos, primero parió (en realidad su madre) y después vas al contrario o sea ‘morís’, o sea Carlitos=Morís, o sea que Calitos se murió!!!, podemos asumir que esta es una pista de que Carlitos ha muerto?)

También destaquemos que Núñez ha participado de todos los espectáculos de les Luthiers desde su inicio, excusado en algunas ocasiones por inconvenientes ‘thales’ como enfermedad, trabajo, o muerte. El único espectáculo del que no participó íntegramente en ninguna función se realizó a finales de los 60’ y se llamaba ‘Mens Sana In Corpore Sano’ (Mente Sana en Cuerpo Sano), Casualidad? Mmmm…decí que fue antes!

Las pistas están presentes por doquier. Uno de los instrumentos informales (que tiene la forma de una serpentina de calefón!!) fue bautizado como Clamaneus (que al revés seria SuenaMalC(arlitos!!) (Porque cuando le reventó el calefón, sonó mal). Este instrumento es interpretado por Mangiacaprini en la obra “Vote a Ortega”, digo como si agregara algo …

Una segunda teoría sobre el lugar y fecha de la muerte de este entrañable integrante narra que durante una gira el ‘Loco’ estaba aprovechando el tiempo libre del sketch ‘el Rey Enamorado’, para darse un baño rápido entre escena y escena. Según marcan los testigos, un joven asistente le comentó que calculaba que el acto recién había comenzado, por lo que este se duchó tranquilo, pero cuando se dio cuenta del error, se apuró para salir rápido y forzó el suministro de agua caliente del lugar, lo que causó la grave explosión. Según fuentes presentes el joven asistente era un tal Alejandro Widmore.

Vayamos a las obras que el grupo realiza en teatro, pero antes de comprar la entrada sigamos viendo huellas sobre la farsa…

Tal vez la pista más tétrica de todas sea la dejada por Ernesto Acher, quien habría abandonado el conjunto por diferencias con Mundstock, quien lo agredía físicamente al punto de tirarlo de la silla en el sketch de Kathy. A modo de venganza, y traicionando el pacto de silencio decidió incluir una pista en sus temas (pero eso no lo hacían los demás también? Ufff…). Ernesto compuso una pieza de music hall llamada Lazy Daisy, lo curioso es que si nos tomamos el trabajo de invertir el coro y disminuirle la velocidad, lo primero que nos llamará la atención es la cantidad de tiempo libre que tenemos, pero luego notaremos un mensaje oculto en lunfardo de arameo traducido al clave Morse. La interpretación de ese mensaje se lee como: *Acher se rajó, Antenor se fundió, Carlitos es hombre muerto, los extrañamos, los extrañamos* y modo de guiño al tradicional competidor del grupo, luego del fade out se puede escuchar un *Lechche chchocolatada*

En la obra ‘La Majas del Bergantín’ Jorge y el supuesto “Carlos” interpretan a los mellizos Reynoso, mellizos de madres distintas (dos personas idénticas, pero nacidos en diferente familia, Clarísimo!). Recordemos que en una de las mil versiones de los hechos que dimos aquí, Maronna era el reemplazante de Núñez Cortés, por lo que podemos decir que representa a dos personas en una, tal vez por eso el conjunto decidió nombrarlo en la canción como el ‘rollizo’ (información no chequeada, favor de no comparar este texto con la letra original).

Originalmente en el monólogo de "El Sendero de Warren Sánchez", el Luthier falso pronunciaba el discurso “Yo era un infeliz, pero un día mi vida cambió…cuando me tocó reemplazar a Carlitos que se murió hace unos años por un accidente en el lavadero”, pero decidieron cambiarlo porque resultaba algo un tanto explícito sometido a análisis.

Así mismo tenemos muchos indicios gráficos. En la portada del espectáculo “Todo Por Que Rías” apreciamos como la cara de ‘Faulitos’ se complementa con la de Jorge, así como una mano se posa sobre su cabeza otra vez. Esto, claro está, con un poco de photoshop de por medio para que cuadre la pista, pero quitando ese detalle la referencia es contundente. También notaremos el gesto de dolor que tiene el rictus de Carlos hacia la derecha, en un gesto inconfundible propio de alguien que se lastima con una tira de calefón al rojo vivo (o muerto?).

En esta foto promocional del ‘Odas al Cuarto (solo hay 4) de Baño’, vemos como Mangiacaprini sostiene, justamente un calefón (como el Calitos original cuando decidió que era hora de pegarse una lavadita y finiquitó su vida) pero lo sostiene con la mano izquierda cuando todos sabemos que ‘el Loco’ era diestro!!. Para salvar este error se dijo públicamente, como excusa, que Núñez Cortés había sido forzado a cambiar de mano hábil ya que se había cortado los tendones con un serrucho durante una escena de ‘La Campana Suonera’, cosa que es altamente inverosímil, ya que es obvio que nadie va a ser tan salame de usar un serrucho real para ese acting.
En esta obra, Odas al Cuarto de Baño, intentemos lo siguiente, si ordenamos a los Luthiers según cualquier criterio que nos convenga de manera que ‘el Loco’ quede en el puesto numero cuarto, notaremos con sorpresa que este se sitúa en el CUARTO lugar (o sea el CUARTO en el BAÑO) (con un calefón explosivo).

Con 4 instrumentos representado el camino de Carlitos al mas allá, el cuarteto queda completo: El Calephone, referencia directa al tiro balanceado demoníaco que lo descuartizó, la Desafinaducha, clara imagen de un ataúd en el cual Núñez Cortés desafinó por ultima vez, el Lirodoro, representa el arpa que el ‘Loco’ toca ahora en el paraíso(o bien que este ‘cagó fuego’) y por último el Nomeolbidet, un guiño a las añoralgias que el grupo tenía de sus expresiones faciales, ya que desde su muerte estaban dependiendo de la versatilidad actoral de Maronna.
Una vez más hay una palma, que si las miras con un poco de cariño, está justo encima de su cabeza. (mmm, en realidad no, pero dejémoslo pasar, para ver si así cuadra alguna pista.)

Del mismo modo el conjunto recrea en uno de sus sketches la situación, tal cual ocurrió aquella fatídica tarde en que cerraron trato con el impostor. En esta una comisión integrada por Marco y Daniel le encargan al Maestro Mangiacaprini que escriba las líneas del himno de la mentira, y este acepta el reto aunque vemos como se siente en un brete al tomar tal compromiso porque su vida cambió al asumir la responsabilidad de sentarse al banquillo del piano del engaño, tal como el capitán de un buque ladino que alza las velas de la falsedad para salvar al resto con el salvavidas de la impostura, del hundimiento seguro en un mar de escándalos rodeado por las montañas de la vergüenza, montañas provenientes de movimientos sísmicos del macizo central de la tragedia. Al final de la obra terminan todos abrazados cantando felizmente la sinfonía de la caradurez, ya que nuevamente lograron burlarse de su público y hacerle el dubi-dubi-dú montando una escena.

Probablemente quien mas se sintió afectado por esta pérdida fue Rabinovich, quien buscando una posada aislada para meditar decidió refugiarse en el lugar más recóndito. Sin ir mas lejos viajó 10.000km (valga la contradicción) a una cabaña en las montañas de Suiza. Luego de que Mundstock lo convenciera de volver, este empezó a realizar terapia junto a sus compañeros, ya que esa tremenda impresión le causó que se alterara y titubeara constantemente en sus parlamentos y monólogos.

Aquí una compilación de algunas de las referencias que Daniel hizo sobre su hirsuto amigo:
- Un Neneco melancólico le dice a Acher: “Abrí más la caliente” pensando en que es lo que tendría que haber hecho su amigo para seguir con vida en la actualidad.
- En la disertación sobre nombre griegos Rabinovich pronuncia: “También era uno Eurípides, Aristóteles, Platons, Carlitos…NO, ERAN 2!!!!!” (Rezaba originalmente su parlamento El Negro Quiere Bailar)
- “No, ‘caracoles’ está bien, equivoqué el tono…“CARACOLES!!!” (clara referencia a los caracoles que coleccionaba Núñez Cortés, y lo dice en mayúsculas porque es muy importante)
- “En serio que le vas a hacer a Carlitos a hacer llover? Si, porque está en el cielo” (pero se resolvió reescribir esta parte de Cartas de Color porque parece que se está respondiendo a si mismo, no sé, no tiene mucho sentido esto)

Gracias a estas sesiones de psicología grupal marcadas por la depresión, los Luthiers restantes decidieron volcar todas estas experiencias públicamente y crearon el espectáculo Lutherapia.
Ya en el cartel promocional encontramos varios simbolismos que merecen un análisis. Veamos:
Detrás de ‘Faulitos’ hay una silueta de una figura que parece ser el Demonio (o Tuzzio?) quien se le posa sugerentemente atrás, como si se estuviese acercando a él o incluso como si lo estuviese toqueteando un poco de atriqui.
Además vemos como su cuerpo (rodeado de ratas) está representado con alas, como si fuera un ángel (y como la misma serpentina que le “voló” violentamente causándole la defunción). Detrás de él podremos observar un reloj que marca las doce menos cinco (que no se si se acuerdan, pero es la hora de su fallecimiento, se acuerdan no? Ni que hubiera pasado un año, cheee!), y marca la hora posterior a la del accidente con representaciones de 1 4 calaveras .
Si volvemos nuestra vista al Diablo en 2º plano, veremos como sigue metiendo mano.
Así como un Maronna feliz le arroja algunas pelotas a la cara a Mangicaprini (se ‘tira la pelota’ a si mismo al hacerse responsable de llevar a cabo la farsa). Y coronando el desfile de referencias, en la derecha del anuncio, vemos como a Puccio le hicieron cara de vieja.
Las obras de este espectáculo también tienen referencias al hecho, pero no las analizaremos acá porque no da, viste?, son como las 4 y media de la matina, ya fue…

Para finalizar lo que sacamos en claro es el terrible dolor que sintió Neneco al no saber como defender a su amigo en el accidente. Y tal vez en referencia a eso Daniel pronuncia las palabras: Luisa… Luisa… Luis Alberto!.

Casualidades? Mmmm, tal vez sean pocas, pero de ninguna manera están forzadas…

4 comentarios:

Sandra dijo...

Yo si me lo sospechaba, y no no no noooo, para nada estan forzadas tus evidencias,¿coincidencias? NOOO, no se como no las habíamos notado, si ahora son tan evidentes, si ni siquiera se parecen en esas fotos que pusiste ahí, yo estaba muy pequeña, encima se aprovecharon de nuestra inocencia, y en el caso de los mas jóvenes de su inexistencia, bueno, Faulitoo, no está tan maaaal que digamos, ¡y es hasta mas gracioso!, tiene un registro de voz mas amplio y además quiere mucho a sus fans, y es muy buen mozo! …pero el piano si lo tocaba mejor el otro, por eso el chiste en ¿quien mato a Tom MacCoffee? dicho por Daniel desde lo mas profundo de su pena por su calefopiroclastizado amigo: “…también se creyó que eras pianista”.

Y ahora que leo esto, recuerdo el nombre del personaje caliburnus, el sirviente del hechicero en la obra “El príncipe y el hechicero” que no es demasiado sospechoso que ese nombre cuya etimología se remonta a las mas antiguas escrituras rupestres, resulta sin lugar a dudas, como la traducción antigua y precisa de la palabra calefón, el hecho de que estos aparatos no existieran en aquellos días no es excusa para que la palabra calefón no existiera, por ejemplo, acá en Rodrigombia no hay calefones, hay calentadores de agua, hay tinas, hay calentadores a gas, pero si a mi me dicen calefón yo digo tranquilamente calefón, como si no me importara nada, ¡así no supiera que es …lo nombro!.

¡Si señor! Que hay conspiración, claro que hay conspiración, y ojalá que sigan conspirando así que se les oye precioso!

Rixi bord dijo...

mentirosa, espero enkontrarte en gulevandia rial...

Sandra dijo...

...¡Pués no bordnardo, contigo no voy a ningún lado! y si me dices mentirosa me imagino que debes tener evidencia tan contundente, ¡a verla pués!

Anónimo dijo...

Hola. Recién los encuentro. ¿Existe parte 1 de esta maravilla? ¡No la encuentro! Gracias. Patricia

Chat de los fronterizos reconstruccion de pruebita nomas